Padilla Bujalil. Servicios inmobiliarios df
Administracion de rentas Administracion de rentas
De Lunes a Viernes de 9 am a 7 pm
botonmenumovil
Prueba testimonial, consideraciones que deben tomar los Juzgadores en el desahogo.. Administracion de rentas. Inmobiliarias DF

Prueba testimonial, consideraciones que deben tomar los Juzgadores en el desahogo.

Desde el punto de vista del derecho civil, un testigo es toda aquella persona física que tenga conocimiento de uno o más hechos relacionados con una controversia entre dos o más sujetos. Para que el dicho del testigo sea válido, éste debió conocer los hechos sobre los que se le interroga a través de sus sentidos, es decir, haber visto, escuchado, olido, tocado o saboreado directamente lo que refiere; por tanto, no será válido lo declarado por personas a las que les dijeron o les contaron. Estos últimos testigos reciben el calificativo de testigo de oídas.

Administración de rentas. Inmobiliarias DF

632 Palabras
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Además de lo anterior y dada la importancia que actualmente tienen las declaraciones de los testigos en las controversias de carácter civil, es sumamente importante que los jueces tomen en consideración los siguientes aspectos que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido en la tesis titulada PRUEBA TESTIMONIAL, PREGUNTAS Y DESAHOGO DE LA.

Cabe señalar que no solo las preguntas formuladas a los testigos son susceptibles de ser desechadas, sino también las respuestas que éstos den. Al efecto y de acuerdo a la tesis aquí estudiada, deben los jueces desestimar las respuestas en las que los testigos emitan apreciaciones, esto quiere decir, que dictaminen sobre los hechos que presenciaron. Lo anterior, en función de que las apreciaciones son materia de la prueba pericial, de la que posteriormente hablaremos.

Ejemplo de lo anterior es cuando el testigo, además de narrar el hecho que le consta, emite juicios sobre el mismo: “Cuando entré al departamento, vi que la puerta del sanitario se encontraba manchada de aceite y que éste había penetrado en la madera dos milímetros, lo que llevaría en repararse tres semanas.

Mucho habrá de servir a la administración de justicia el que sus titulares observen las consideraciones aquí expresadas, pues con ello se inhibirá la práctica, bastante usual, de ofrecer como medios de prueba testigos a los que en realidad no les constan los hechos sobre los que declaran o no en la forma en la que lo declaran. Además, se evitará que los juicios se retarden en perjuicio de alguna de las partes.